La forzosa y emergente reestructura administrativa y laboral de la comuna está apegada a derecho y avalada por el Cabildo

La reestructuración administrativa y laboral del Ayuntamiento de Cuernavaca está apegada a derecho, aseguró el Secretario de la Comuna, Erick Santiago Romero Benítez, quien reiteró que la decisión fue acordada por el Cabildo ante la complicada situación financiera por la baja recaudación derivada de la pandemia por COVID-19, y que esta representa un ahorro anual de 100 millones de pesos.

Este proceso, apuntó, derivó de la revisión de cada una de las tareas sustantivas de la administración pública municipal y luego de un análisis por parte de actuarios. “Se trata de una reestructura forzosa, emergente, pero no unilateral, sino consensuada con todos los integrantes del cuerpo edilicio”, recalcó Romero Benítez.

El funcionario explicó que el procedimiento para dar a conocer a quienes son objeto de esta decisión (con pleno respeto a sus derechos laborales y humanos) ha pasado por la aprobación de la reestructura por medio de un acuerdo del Cabildo, para luego glosar y firmar el acta por parte de los regidores; posteriormente hacerlo público, y así llegar a la notificación a los trabajadores de manera individual y personal y en su caso, a la firma del convenio correspondiente. “Pudiera ocurrir que estos decidan recurrir a la autoridad competente y demandar, pues tienen a salvo sus derechos”, manifestó.

“Se trata sin duda de una decisión fuerte, no sencilla, pero apegada a la legalidad para que la ciudad tenga viabilidad en su operación y en la prestación de servicios que la comunidad demanda”, afirmó el Secretario del Ayuntamiento.

Dijo también que el engrosamiento de la nómina municipal inició a partir del año 2000 hasta llegar a 4 mil 300 trabajadores sindicalizados y de confianza, y que en la necesaria e impostergable reestructuración se trata de 350 empleados que incluyen las dos categorías y a las cinco agrupaciones sindicales del Ayuntamiento, pues no hay dados cargados en la determinación de la reestructuración de las tareas administrativas, sino un criterio de eficiencia para no dejar de prestar servicios públicos a la población, insistió.

Señaló que en todos los niveles de la administración publica se está en constante revisión y evaluación del desempeño de los servidores públicos para mejor servicio a la ciudadanía y que sobre la modificación de la estructura organizacional que contempla la fusión y/o desaparición de distintas áreas, el Ayuntamiento cumplirá sus obligaciones (liquidaciones y finiquitos) desembolso que a la larga representará un ahorro para las finanzas del Gobierno Municipal.

En el mismo sentido, Erick Santiago Romero Benítez informó que la mañana de este miércoles se instaló una mesa de diálogo con el Sindicato de Servidores Públicos y Organismos Descentralizados del Ayuntamiento de Cuernavaca, representado por Eliseo Torres Duque y el Secretario General sustituto de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Roberto Castrejón, donde las autoridades del gobierno municipal ofrecieron revisar caso por caso la supresión de plazas anunciadas, con prioridad a trabajadoras embarazadas, en período de lactancia y empleados próximos a jubilarse, respetando de todos y cada uno, sus derechos adquiridos.

La comisión de trabajadores fue atendida por el propio Secretario del Ayuntamiento, Erick Santiago Romero Benítez, el titular de la Secretaría de la Administración, Alejandro Flores Archer, el secretario particular de la Presidencia, Roberto Dagda Ladrón de Guevara y el Consejero Jurídico, Rogelio Maldonado Bautista.

Los integrantes de la mesa de diálogo del Ayuntamiento y la parte sindicalista, acordaron sostener una nueva reunión el próximo viernes 9 de octubre a las 12 del día, para lo cual se entregará la lista de los casos especiales mencionados y en el caso que cada trabajador o trabajadora lo considere, está en plena libertad buscar las instancias de justicia laboral que considere.

Más tarde, en rueda de prensa, el secretario Erick Santiago Romero Benítez, confirmó los acuerdos descritos y refrendó la convicción del Presidente Municipal, Antonio Villalobos Adán, de respetar los derechos humanos y sindicales de empleados y empleadas, incluidos en el programa de reestructuración laboral al que se ve obligado el gobierno de Cuernavaca.

Deja un comentario