Descarta el SAPAC suspensión de abasto de las precarias condiciones como se recibió

Con una deuda total acumulada a la fecha de mil millones de pesos, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) fue entregado por la pasada administración en una situación difícil, sin embargo, «no está en crisis de abastecimiento; hay agua suficiente para la ciudad”, aseguró Evelia Flores Hernández, directora del organismo descentralizado.

En conferencia de prensa para informar de manera preliminar las condiciones en las que se encuentra el SAPAC a un mes de asumir la administración, Evelia Flores refirió que ante las condiciones como se dejó al organismo, se requieren de acciones drásticas para remediar los múltiples problemas financieros y de operación.

Acompañada del presidente municipal, José Luis Urióstegui Salgado y de integrantes del Cabildo, Flores Hernández informó que actualmente se tiene registrado un padrón de usuarios de 110 mil 867 de los cuales 96 mil 531 cuentas están al corriente de sus pagos; la cartera vencida asciende a 340 millones de pesos lo que se traduce en años de morosidad en el cobro y en el pago.

En promedio el adeudo que enfrenta el SAPAC es de 1 mil millones de pesos (mdp) acumulado desde hace varios años, destacando 400 mdp que se deben por cuotas al IMSS; 300 mdp a la CFE, a lo que se suman 47 mdp a pagar por laudos laborales.

Señaló que, si bien el SAPAC fue entregado casi colapsado, estáp garantizado el servicio de agua, explicando que, en el caso de reportes por cortes en distribución, estos son ocasionales y cuando se tiene algún problema con las bombas, que son reparadas lo más pronto que permita contar con piezas y dinero para cubrirlo.

“Lo recibimos casi colapsado, nuestra responsabilidad es buscar todas las formas necesarias para salir adelante. El compromiso básico es que el agua llegue a todas las casas”.

Sobre probables malos manejos financieros, el presidente municipal fue enfático al señalar que no hay ni habrá ningún pacto de impunidad con nadie, y lo que resulte de las auditorias que se están practicando de manera interna y externa por la asociación civil “Morelos Rinde Cuentas”, se procederá en consecuencia.

“No habrá impunidad, ni tampoco tenemos fecha límite para decir cuándo vamos a presentar las denuncias”, precisó José Luis Urióstegui al subrayar que se documentara de manera correcta cada irregularidad, para que las autoridades competentes tengan todos los elementos para los procesos que corresponden.

Al respecto, Eleael Acevedo, comisario del SAPAC, refirió que de las auditorias que de manera específica se han comenzado a realizar como parte del proceso de entrega recepción del organismo, es en nóminas, el manejo de vales y abasto de pipas de agua, lo que lleva un proceso minucioso que van a la par con la auditoria acordada por Morelos Rinde Cuentas.

Deja un comentario