Firme el Ayuntamiento de Cuernavaca en preservar el estado de derecho, regresar los espacios a los transeúntes y cumplir con protocolos sanitarios

Derivado de los hechos de ayer donde un grupo de comerciantes del Nuevo Grupo Sindical (NGS) confrontaron con violencia a inspectores de la Dirección de Gobernación y de Protección Civil municipal que hacían su trabajo, el alcalde Antonio Villalobos Adán, afirmó que se cumplirá sin excepción con la preservación del estado de derecho, siempre a favor de los habitantes y hoy más que nunca con la meta de preservar su salud ante la pandemia por coronavirus.

Confirmó que la Consejería Jurídica está procediendo por la vía legal pues existen pruebas gráficas (videos y fotos) donde se aprecia que las agresiones provinieron del exterior hacia la cabina de los conductores de un vehículo oficial, donde hubo manazos, golpes, y una persona incluso intentó detener la unidad en marcha, explicó.

El edil dio a conocer que se han presentado las denuncias correspondientes, tanto por lesiones como por daños, luego de que los mencionados servidores públicos fueran agredidos mientras realizaban operativos de inspección sobre la calle Guerrero del centro capitalino, dando cumplimiento al acuerdo de Cabildo que impide la instalación del comercio informal.

En entrevista, el Presidente Municipal refirió que el municipio siempre ha actuado con prudencia, respetando al comercio que cuenta con los permisos y autorizaciones correspondientes, pero actuando conforme a derecho para liberar los espacios públicos y regresarlos a los peatones, incluso con el apoyo de la fuerza pública, de manera racional y con apego a los derechos humanos.

Villalobos Adán dijo que la ciudadanía tiene derecho a transitar sin aglomeraciones y por ello está en marcha una estrategia de movilidad social que contempla días específicos para grupos sociales y el uso de las banquetas en determinados sentidos, y sin tener que bajar al arroyo vehicular, al estar bloqueadas las acerar por quienes durante mucho tiempo fueron “tolerados”.

Refirió que la ciudadanía requiere de autoridades que apliquen el reglamento sin negociar ni con la salud ni con el derecho de las personas, tras definir que el comercio en la vía pública permisionado, está regulado, controlado y el municipio sabe cuál es su giro, mientras el «tolerado» se desconoce de dónde son, ni qué ofrecen y la mayoría (los nuevos) no son de Cuernavaca y fortalecen a un grupo que no es sindical, que no respeta los acuerdos y recurre a la violencia como forma de presión, lo que no funcionará contra el Gobierno Municipal, finalizó.

Deja un comentario