Constantes robos en panteones de Cuernavaca

Los ornamentos fúnebres que revestían en antaño las tumbas de los panteones de “La Leona” o de la populosa colonia “Antonio Barona” de Cuernavaca, prácticamente ya no existen, gracias a los constantes robos que se registran en estos lugares, reconoció Jorge Roldán Tapia, director de Panteones de la comuna capitalina.

El funcionario municipal reconoció que el robo de ornamentos fúnebres como cruces, herrería, ángeles o imágenes religiosas elaboradas con metales como el cobre, bronce y hasta piezas de herrería, son las más demandadas por los amantes de lo ajeno.

Indicó que por el número de tumbas y por otros factores, como la facilidad  para introducirse a los lugares a través de las bardas, estos dos camposantos son los más afectados por la delincuencia.

Cuernavaca cuenta con 100 mil metros cuadrados destinados para los servicios fúnebres con 24 mil 879 fosas en siete panteones distribuidos por toda la ciudad.

Deja un comentario