…y el Señor de la Columna sigue en pie 

En medio de las nubes de polvo y bajo riesgo propio, vecinos y Mayordomos de Jiutepec sacaron a los Santos que desde el siglo 16, 17 y 18 veneran en lo que fue el Templo de Santiago Apóstol de Jiutepec.  Vírgenes dolientes, Cristos Negros, el Sagrado Corazón de Jesús y hasta un Juan Diego sin brazos, fueron rescatados, todos, menos el patrono del pueblo, El Señor de la Columna que pese a que su nicho cedió ante el peso de la cúpula de la Iglesia, quedó de pie, casi completo.  

Mientras, la gente del pueblo sigue preguntando por el santo que se quedó alla dentro, pero que quedo de pie, casi entero.

Deja un comentario