Sale disidencia magisterial a las calles

Por la reinstalación de 25 compañeros despedidos, por la restitución de las cuotas escolares y en contra de las fusiones de grupos, integrantes del Movimiento Magisterial de Bases (MMB), salieron este miércoles a las calles.

Apenas una centena de docentes superaron lo que la vocera de la expresión magisterial, Julita Villalba definió como “la política de terror” impuesta por las autoridades educativas y la Sección 19 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) para impedir las protestas en Morelos. “Pese a esas amenazas nosotros continuaremos con las protestas”, advirtió la docente.

La movilización que dio inicio en la Secundaria cuatro de Chipitlan al sur dela capital morelense, culmino con una concentración en las puertas de la Casa Morelos, donde se reiteró la oposición del gremio disidente a la Reforma Educativa, se exigió la reinstalación de al menos 25 docentes suspendidos por negarse a someterse a la Evaluación Educativa.

Antes, frente a la sede del Congreso Local, los docentes se manifestaron en la sede del Congreso Local, para exigir a los legisladores la re implementación del programa de cuotas escolares y advertirles que en las elecciones del 2018 gracias a su mala actuación en el Poder Legislativo, no recibirán ni un solo voto por parte del magisterio local

Deja un comentario