Obispos ucranianos dijeron al papa Francisco que algunas de sus palabras son dolorosas para Ucrania

El papa Francisco se reunió hoy en el Vaticano con los obispos ucranianos, quienes le transmitieron que ciertas de sus declaraciones y gestos, así como de la Santa Sede, “son dolorosos y difíciles para el pueblo ucraniano, que actualmente se desangra en la lucha por su dignidad e independencia”, según comunicaron en una nota.

El papa recibió al grupo de obispos que participan en el Sínodo de la Iglesia greco-católica ucraniana de estos días en Roma, que en “una conversación franca” expresaron el dolor, “el sufrimiento y una cierta decepción del pueblo ucraniano”, se añade.

El papa Francisco también les explicó el sentido de sus palabras sobre la “Gran Rusia” dirigidas a los estudiantes rusos y que causaron gran malestar en Ucrania.

Según el comunicado de los obispos, Francisco explicó que “el verdadero dolor es cuando el patrimonio cultural de un pueblo sufre una dilución y es sometido a manipulaciones por parte de cierto poder estatal, como resultado de lo cual se transforma en una ideología que destruye y mata. Es una gran tragedia cuando una ideología así se entromete en la Iglesia y reemplaza el Evangelio de Cristo”.

Como gesto especial y símbolo de cercanía al pueblo ucraniano, Francisco trajo consigo un icono de la Theotokos (Madre de Dios), que mostró a los obispos y afirmó. “Este icono me lo regaló Su Beatitud Sviatoslav cuando era un joven obispo en Argentina. Rezo por Ucrania todos los días delante de ella”.

Los obispos también agradecieron al papa “su constante apoyo a Ucrania a nivel internacional, sus acciones humanitarias, sus esfuerzos personales para liberar a los prisioneros y la misión de mantenimiento de la paz del enviado papal especial, el cardenal Matteo Zuppi“.

“La juventud ucraniana se sintió sinceramente conmovida por la humildad de sus palabras al pedir perdón por el hecho de que no fue posible hacer más para poner fin a la guerra en Ucrania”, dijo Sviatoslav.

Asimismo pidieron que continúe sus esfuerzos por la liberación de los prisioneros de guerra, en particular mencionaron a los sacerdotes redentoristas, Ivan Levytskyi y Bohdan Haleta, que todavía se encuentran en cautiverio ruso.

Por su parte, el Vaticano informó en otro comunicado que en el encuentro, que duró casi dos horas, el obispo Sviatoslav Shevchuk, arzobispo mayor de Kiev y jefe de la Iglesia greco-católica ucraniana, “recordó la dolorosa situación en la que se encuentra su país, con el aumento del número de muertos, heridos y torturados, y agradeció al papa por el cariño demostrado de tantas maneras y en tantas ocasiones”

El comunicado del Vaticano añade que el papa Francisco “expresó su dolor por la sensación de impotencia experimentada ante la guerra, “una cosa del diablo, que quiere destruir” y sobre todo explicó que los niños ucranianos que encuentra en las audiencias “miran y se han olvidado la sonrisa” y añadió: “Este es uno de los frutos de la guerra: quitarles la sonrisa a los niños”.

El papa expresó su deseo de que en el mes de octubre, particularmente en Santuarios, que el rezo del rosario esté dedicado a la paz y la paz en Ucrania.

Deja un comentario

%d