Sostiene el alcalde de Cuernavaca que se sancionará la negligencia que derivó en el colapso de puente en el paseo ribereño

El presidente municipal de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado, señaló que cualquier negligencia e imprudencia que estén relacionadas al acontecimiento registrado el día martes, al colapsarse el puente colgante del Paseo Ribereño en el Parque Porfirio Díaz y causó lesiones de menor a mayor medida a 18 personas, tendrá que sancionarse sin que la administración influya a favor de alguien.

Al ser cuestionado en entrevista por medios de comunicación esta mañana, expresó que independientemente de las investigaciones que están llevando a cabo de manera autónoma la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción con la colaboración requerida de la Consejería Jurídica del Ayuntamiento, la Contraloría Municipal está haciendo la investigación correspondiente para determinar la existencia de responsabilidades.

Precisó que el posicionamiento que se dio a conocer el día de ayer fue el resultado de una amplia reunión de trabajo técnica que sostuvo con los titulares de las Secretarías de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, Desarrollo Económico y Turismo, la Contraloría Municipal, Desarrollo Urbano y Obras Públicas, la Consejería Jurídica, la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano, la Coordinación de Protección Civil Municipal y de la Dirección General de Comunicación Social.

A pregunta expresa, José Luis Urióstegui afirmó que tanto los servidores públicos del municipio como él, en lo personal, y si así lo determina la Fiscalía Anticorrupción, están dispuestos y atentos a comparecer para las declaraciones que el caso amerite, aclarando que el Gobierno Municipal no ha tenido ni tendrá intervención alguna en las investigaciones que encabecen las fiscalías, salvo a través de la Contraloría Municipal y la Consejería Jurídica, coadyuvando en lo requieran, más no en la toma de decisiones.

“Tendrá que haber sanciones indudablemente, seguramente lo habremos de informar dentro de poco, en decisiones que corresponden a la administración municipal; las decisiones que corresponden al ministerio público será este quien las determine sin que nosotros influyamos en favor de alguien”, precisó Urióstegui Salgado al agregar que se está haciendo una evaluación con las áreas técnicas de posibles movimientos dentro de su equipo de trabajo para no tomar decisiones injustas ni injustificables.

Respecto a los funcionarios que siguen hospitalizados, el presidente municipal aseguró que están evolucionando de forma positiva, siendo probable que esta misma semana puedan dar de alta a dos de las tres personas que se encuentran en recuperación.

En cuanto a la regidora Patricia Torres Rosales, dijo que, si bien se mantiene en observación, no está en terapia intensiva, negando en todo momento que se encuentre en una situación de gravedad; recibe una atención permanente por parte de los especialistas en salud en cuanto a la intervención quirúrgica que tuvo por la fractura de pie que padeció, para que se vayan cumpliendo con todos los procesos de cuidado, recuperación y protección a fin de evitar infecciones.

El presidente municipal de Cuernavaca reiteró el compromiso de acompañar a cada una y uno de los lesionados con la caída del puente, principalmente de los civiles, haciéndose cargo de los gastos médicos y de recuperación.

Ratificó que el Parque Porfirio Díaz y el Paseo Ribereño se mantendrán cerrados bajo custodia de la Fiscalía Anticorrupción, en tanto se realizan las investigaciones sobre los hechos ocurridos y en su momento, efectuar un estudio técnico integral a cargo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Pública en colaboración con el Colegio de Ingenieros u algún otro colegio de profesionistas para determinar si es posible abrirlos al público en fechas próximas o definitivamente deben cerrarse en su totalidad.

Deja un comentario