La ciudad se atiende responsablemente con los recursos con que se cuenta y nos necesita a todos: Antonio Villalobos

El Alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán aseguró que su administración ha sido responsable en el gasto y que esto ha ayudado a amortiguar los efectos de la pandemia, aunque se haya tenido que recurrir al gobierno federal para resolver circunstancias especiales.

Lo anterior al responder a la inquietud social del mal estado de las calles de la ciudad, derivado de las fuertes lluvias de los últimos días.

“Hemos buscado recursos adicionales para salvar afectaciones al capítulo mil (recursos humanos) ante la Secretaría de Hacienda Federal, presentando seis proyectos de obra pública para acceder a 80 millones de pesos; de estos, hay dos rubros para la adquisición de asfaltos para reencarpetamiento, situación que consideramos urgentes y muy válido reclamo ciudadano”, sostuvo.

Dijo que hay que entender que el Ayuntamiento ha tenido una reducción superior al 75% de su recaudación, como la mayoría de empresas y hogares durante los últimos seis meses, y que por eso no hay suficiente dinero para bacheo, asfaltos y mantenimiento de manera regular.

“Por ellos solicitamos vales de donación de Petróleos Mexicanos (PEMEX) del cemento asfáltico AC-20 (material constituido por resinas y aceites, elementos que proporcionan características de consistencia, aglutinación y ductilidad) para que podamos manufacturar y crear asfaltos, pues además en toda esta zona geográfica no hay existencias de esta materia prima”, explicó.

“Logramos obtener esta emulsión de un proveedor para realizar muy lentamente el proceso de bacheo, pues faltan otros materiales para hacerlo bien”, detalló el edil.

Villalobos Adán aclaró que pese a las dificultades financieras, el municipio trabaja de manera responsable con lo que tiene, para atender la mayor parte de las vialidades afectadas por las lluvias atípicas que han azotado a la ciudad en los últimos días, que como trascendió arrastraron vehículos e incluso reventaron los broqueles de los drenajes.

Recordó que se ha procedido al desazolve de rejillas y coladeras para que no colapse la red hidráulica de la ciudad y que previo a la temporada de lluvias, se realizó la limpieza de barrancas, recogiendo toneladas de desechos llantas, colchones y demás.

“SAPAC por un lado, servicios públicos y Protección Civil por otro, trabajan en aseo urbano y reencarpetado con lo que se tiene”, señaló el alcalde, quien pidió que la población apoye poniendo su parte manteniendo limpias sus aceras y no arrojando basura a las coladeras, ya que están provocan taponamientos y son la principal causa de colapso del pavimento.

Lo anterior al responder a la inquietud social del mal estado de las calles de la ciudad, derivado de las fuertes lluvias de los últimos días.

“Hemos buscado recursos adicionales para salvar afectaciones al capítulo mil (recursos humanos) ante la Secretaría de Hacienda Federal, presentando seis proyectos de obra pública para acceder a 80 millones de pesos; de estos, hay dos rubros para la adquisición de asfaltos para reencarpetamiento, situación que consideramos urgentes y muy válido reclamo ciudadano”, sostuvo.

Dijo que hay que entender que el Ayuntamiento ha tenido una reducción superior al 75% de su recaudación, como la mayoría de empresas y hogares durante los últimos seis meses, y que por eso no hay suficiente dinero para bacheo, asfaltos y mantenimiento de manera regular.

“Por ellos solicitamos vales de donación de Petróleos Mexicanos (PEMEX) del cemento asfáltico AC-20 (material constituido por resinas y aceites, elementos que proporcionan características de consistencia, aglutinación y ductilidad) para que podamos manufacturar y crear asfaltos, pues además en toda esta zona geográfica no hay existencias de esta materia prima”, explicó.

“Logramos obtener esta emulsión de un proveedor para realizar muy lentamente el proceso de bacheo, pues faltan otros materiales para hacerlo bien”, detalló el edil.

Villalobos Adán aclaró que pese a las dificultades financieras, el municipio trabaja de manera responsable con lo que tiene, para atender la mayor parte de las vialidades afectadas por las lluvias atípicas que han azotado a la ciudad en los últimos días, que como trascendió arrastraron vehículos e incluso reventaron los broqueles de los drenajes.

Recordó que se ha procedido al desazolve de rejillas y coladeras para que no colapse la red hidráulica de la ciudad y que previo a la temporada de lluvias, se realizó la limpieza de barrancas, recogiendo toneladas de desechos llantas, colchones y demás.

“SAPAC por un lado, servicios públicos y Protección Civil por otro, trabajan en aseo urbano y reencarpetado con lo que se tiene”, señaló el alcalde, quien pidió que la población apoye poniendo su parte manteniendo limpias sus aceras y no arrojando basura a las coladeras, ya que están provocan taponamientos y son la principal causa de colapso del pavimento.

Deja un comentario