En puerta reestructuración de la administración pública municipal para que el Ayuntamiento supere la recesión económica que enfrenta

El Alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán dio a conocer que está en puerta una amplia reestructuración de la administración pública municipal para que el ayuntamiento supere la recesión económica que enfrenta, y que esta necesariamente pasa por prescindir de las plazas estrictamente innecesarias, ya que en el análisis se han detectado puestos obsoletos que no cumplen con la función para la que fueron creadas” aseguró.

“La meta es ahorrar al menos 80 millones de pesos para contar con finanzas sanas en 2021, y así estar en posibilidades de dar absoluta prioridad a la prestación de servicios e infraestructura”, señaló.

Entrevistado en la sede “Papagayo”, y en relación al inminente ajuste de personal anunciado la semana pasada, el edil aseveró que esa decisión fue revisada y analizada con toda seriedad consciente de la carga política y social que eso implicaría, pero que ya es impostergable.

Refirió que al mismo tiempo se pretende solucionar situaciones como las que históricamente se venían dando, de colocar a personas sin perfil en posiciones de privilegio, y que llegaron a obtener un empleo con base en favoritismos, amistades, compadrazgos o compromisos políticos o familiares y con el paso del tiempo han venido provocando el engrosamiento de la nómina, y que este ajuste es una forma de cómo se van a racionalizar los recursos públicos dentro de la comuna.

Villalobos Adán apuntó que a la problemática actual se suma que varios rubros de las aportaciones federales como el FORTASEG ya no aparecen en el paquete financiero de 2021 y esto afectaría los programas e inversiones en materia de seguridad pública, por poner un ejemplo, derivado de las políticas de austeridad del gobierno de la república, a las cuales, manifestó, hay que adaptarse.

Acerca de la falta de liquidez para cumplir con el pago la nómina de la base trabajadora, reconoció que efectivamente hay pagos pendientes por realizar, pues las finanzas del ayuntamiento van al día, y el retraso del pago de una quincena se debe a la baja en la recaudación de la que dependen las arcas municipales.

Por último, Villalobos Adán señaló que «debemos crear conciencia de que Cuernavaca tiene que ser salvada por todos» y que aunque se entiende que por la contingencia sanitaria de la pandemia muchos de nosotros estamos en confinamiento, instó a la sociedad a asumir su corresponsabilidad civil para barrer sus frentes, desmalezar sus banquetas, no tirar basura y evitar el taponamiento de coladeras en esta temporada de lluvias, que han provocado encharcamientos e inundaciones, entre otras afectaciones.

“Estoy consciente de las condiciones de la ciudad, pero juntos podemos salir adelante”, acotó.

Deja un comentario