Joven de 16 años sin patologías previas muere por coronavirus en Francia

El coronavirus ha provocado en Francia 1695 muertes anónimas y una con nombre de pila, Julie. Poco se sabe de esta joven. Nada explica su muerte. A los 16 años, sin patologías previas, es la víctima más joven de la pandemia de coronavirus Covid-19. Falleció en el Hospital Necker de París, tras enfermar en su domicilio de la periferia de la capital. «Sólo tenía un poco de tos hace una semana», declró Sabine, su madre. El director general de la Salud, Jérôme Salomon, sólo pudo constatar una generalidad al informar el jueves por la noche de su muerte en el balance diario, pues hasta el momento no tiene explicación lógica: «Las formas severas en los pacientes jóvenes son extremadamente raras. Ocurren de tiempo en tiempo por razones múltiples».
«Es invivible» declaró la madre a la Agence France Presse. Con el corazón roto entre perder «el sentido de la vida» y la obligación de «seguir adelante». Según su relato, «Julie tuvo un poco de tos la semana pasada». Le administró un jarabe, hierbas e inhalaciones. El sábado tenía algunas dificutades para respirar. Nada grave, en apariencia. Luego, flemas y tos. Así que, el lunes Sabine llevó a su hija Julie al médico general. El diagnóstico fue una deficiencia respiratoria, por lo que llamaron inmediatamente a urgencias. Llegaron los bomberos equipados de trajes, máscaras y guantes. Pusieron a Julie una mascarilla con oxígeno y la trasladaron al hospital de Longjumeau, el más cercano. La madre se fue a casa. Cuando llamó por la tarde al hospital le informaron que le habín hecho un scanner y la prueba del covid-19 a su hija. «Nada grave», le dijeron. Sin embargo, por la noche, la niña sufrió de insuficiencia respiratoria y fue trasladada al Hospital Necker de París, un centro de referencia.

Deja un comentario