La Red de Mujeres Reporteras del Estado de Morelos decen: Ni una menos. Vivas nos queremos. Libres nos queremos.

La violencia cotidiana qué agrede cada día a cientos de mexicanos y que priva de la vida a al menos 10 mujeres cada jornada, ha alcanzado a las trabajadoras de los medios de comunicación, reporteras, fotoperiodistas, camarografas, redactoras y hasta al personal administrativo ha sido víctima del embate de la inseguridad que se vive en México y en Morelos.

Las condiciones de las mujeres que trabajan en los medios de comunicación distan mucho de ser dignas y quitativas.
Se les ofertan a los varones los puestos directivos en los medios de comunicación mientras que las jornadas laborales más extensas se escriben en femenino.
Sin acceso a la seguridad social ni a guarderías la gran mayoría de las mujeres de los medios de comunicación deben de solucionar con recursos propios su maternidad, al grado que frena sus posibilidades de seguir su profesionalización.
Las violencias cotidianas nos alcanzan: desde el acoso callejero hasta el laboral. Muchas de nuestras compañeras han sido víctimas de robos en sus domicilios y en el transporte público.
Hoy en día, por fortuna, no tenemos agresiones mayores en contra de una de nosotras, pero salimos a laborar, sin duda, con el temor latente. Las coberturas informativas se hacen en grupo, con la tensión encima y hay zonas de la entidad, a las que no acudimos solas.
Este día, nos solidarizamos con nuestra compañera Berenice Fragoso, fotoreportera del periódico El Universal por las agresiones recibidas ayer, en la Ciudad de México.
Nos pronunciamos en contra del ambiente de acoso que enfrentan las compañeras reporteras que cubren la fuente presidencial.

Hoy, salimos a trabajar, a ser los ojos y oídos de la gente. Pero si aquellos a los que les damos voz y de los que difundimos su problemática no nos protege, al igual que al resto de las mujeres, la gente se quedara sin nuestra mirada crítica, sensible y propositiva, sin voces que garanticen una auténtica libertad de expresión.

Por eso, en la Red de Mujeres Reporteras del Estado de Morelos decimos: Ni una menos. Vivas nos queremos. Libres nos queremos.

Deja un comentario