Sección 19 del SNTE cumple procesos de profesionalización hacia la inclusión educativa

«Hoy se reafirma que prevalece una gran compromiso de los Maestros de Morelos con la inclusión, con la educación y con el hecho de abrir los canales de comunicación para todos» resaltó la Maestra Gabriela Bañón Estrada, durante la Ceremonia de Clausura del Taller de Lengua de Señas Mexicana y entrega de constancias a los 96 docentes graduados en los niveles básico e intermedio.

Durante cinco meses, los Maestros agremiados a la Sección 19 del SNTE asistieron a este taller gratuito que da la organización sindical, los días viernes y sábados con el objetivo de concebir la educación inclusiva bajo una nueva comprensión basada en un principio ya no de segregación, sino de privilegiar que todos los niños estudien juntos, sin establecer ningún tipo de diferencias.

Lo anterior, reconociendo que todos tienen características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje particulares y que los alumnos con necesidades educativas especiales deben tener acceso al sistema de educación general y encontrar acomodo en él mediante una pedagogía centrada en el niño.

La Secretaria General, la Maestra Bañón Estrada y la Psicóloga Dulce Mariela Horcasitas de la Rosa, secretaria seccional de Trabajo y Conflictos de niveles especiales, pusieron al alcance de los Maestros de Morelos los talleres de Lengua de Señas Mexicana (LSM), en el entendido que es fundamental el papel que juega el docente frente a estos retos, y que se debe estar preparados para dar respuesta, buscando estar a la altura de las necesidades para la atención de los alumnos con discapacidad.

«Este gran ejército de docentes que dedicaron su tiempo a aprender una nueva forma de comunicarse, nos inspira a dar una mejor atención y servicio, e invertir en todos nuestros alumnos para contribuir a la formación de adultos productivos» manifestó la Bañón Estrada.

Asimismo agradeció a los intérpretes por su compromiso, por su tiempo y su profesionalismo para dar estos talleres, Maestro, Jorge Arturo Cruz Figueroa y María Del Carmen Acosta Maldonado.

Deja un comentario