El caso Víctor Guzmán «empaña y ensucia» el futbol mexicano: Siboldi

El caso de Víctor Guzmán, quien falló un control antidopaje, por lo cual fue dado de baja en Chivas e inhabilitado en la Liga Mx el pasado lunes, empaña y ensucia al futbol mexicano, aseguró Robert Dante Siboldi, técnico de Cruz Azul,

Todo lo que sea negativo empaña, ensucia y pone en entredicho todo lo que es el futbol mexicano. Pero hay que tratar de minimizar esas cosas para que el balompié tricolor sea siempre bien visto y sea una potencia mundial, declaró el entrenador ayer en conferencia de prensa realizada en las instalaciones de La Noria.

No obstante, confió en que el ahora ex jugador del Guadalajara, club que pagó 10 millones de dólares al Pachuca por su carta, pueda esclarecer su situación una vez que se abra la prueba B del control antidopaje.

Sé de la situación, pero yo creo en el jugador, hay que esperar a la segunda prueba para ver qué es realmente lo que pasa, esperemos sea sólo un error, que salga todo bien, que no tenga que estar suspendido y que la imagen del jugador quede limpia, aseveró.

Por otro lado, el timonel charrúa minimizó las críticas hacia su desempeño, tras perder 2-1 ante el Atlas en el primer partido del torneo Clausura 2020, así como los rumores sobre su posible salida del conjunto celeste, luego de que el pasado lunes se comentó en varios medios de comunicación que el técnico brasileño Luiz Felipe Scolari podría sustituirlo.

“Estoy acostumbrado (a los comentarios negativos). No es la primera vez ni de entrenador ni de jugador que paso momentos difíciles, ya tengo experiencia, no tengo dos días en esto, tengo muchos años. Sin duda que es molesto, duele que hablen mal de uno, que di-gan que no sirvo o que no estoy preparado, la verdad, esas cosas a mí me valen, yo sé lo que soy.

No tengo dobles caras, no soy hipócrita, no soy político, lo que ves es lo que hay. Claro que sufro los partidos cuando perdemos y los disfruto cuando ganamos, soy muy competitivo y no me gusta perder nada, trato de transmitirle eso a los jugadores, que sientan el luto cuando nos derrotan, que sirva para analizar qué es lo que dejamos de hacer, y qué es lo que tenemos que hacer para el siguiente encuentro, sostuvo.

Sin pretextos

Asimismo, reconoció que la baja de algunos jugadores, así como la falta de refuerzos, han afecta-do el desempeño de La Máquina en el arranque del Clausura 2020; sin embargo, afirmó que dicha situación no es ningún pretexto y que incluso estaría dispuesto a dar un paso al costado en caso de que el equipo no consiga buenos resultados en la presente temporada.

“Si digo algo sonaría a justificación, pero la realidad es esa, no la estoy inventando. Hay cuatro lesionados que pueden ser titulares, un jugador en la semana se va de la institución y tengo dos suspendidos, entonces tengo que buscar la mejor manera de hacer funcionar a un equipo con una idea futbolística clara.

“Si no se nos dio el resultado (ante Atlas), es parte del futbol, pero con el trabajo y con los jugadores estoy muy tranquilo y muy contento porque dejaron el máximo.

No tengo problema con las críticas, por más que me queden seis meses, dos días o tres años, hago mi trabajo por la institución, porque aquí me formé como entrenador, amo este equipo, es mi casa. Si yo soy el problema, no tengo inconveniente en dar un paso al costado, clarito lo tengo porque no quiero perjudicar al plantel, pero si puedo aportar y conseguir los logros que tuve en otro club (Santos Laguna), voy a dar al máximo, expresó.

Deja un comentario