Coordinan acciones SIPINNA y diócesis de Cuernavaca para garantizar el respeto a los derechos humanos de infantes

• Danae De Negri se reunió con el obispo Ramón Castro

Garantizar el respeto a los derechos humanos de los infantes desde las propias instituciones religiosas, es una responsabilidad que el Sistema de Protección Integral para Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) tiene basada en la Ley General a favor de esta población vulnerable, en los protocolos y las recomendaciones internacionales que exigen verificar las acciones donde se involucra a la población infantil y adolescente.

Para tal efecto, la titular del SIPINNA, Danae De Negri, se reunió con el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, con quien se verificó la implementación de un protocolo de atención a menores, para la denuncia de posibles actos que atenten contra su integridad.

El Consejo de Protección Integral del Menor y Adultos Vulnerables pretende, desde la Diócesis de Cuernavaca, normar la conducta de sacerdotes y religiosas que guardan relación con menores de edad y adultos vulnerables, a fin de crear ambientes seguros y erradicar posibles actos delictivos.

Parte del protocolo incluye que ningún religioso/a podrá estar solo, sin compañía de un adulto, en ningún lugar privado, con menores de edad; la atención de grupos de menores de edad se realizará en un lugar público, que no podrá estar cerrado al acceso de adultos con interés legítimo; no podrán, bajo ningún concepto, compartir alojamiento con menores, ni siquiera con el consentimiento expreso de los padres o tutores y está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas cuando se desempeña un trabajo con menores.

Lo anterior, entre otras medidas específicas para evitar conductas que puedan confundirse y generar incluso acciones que atenten contra infantes.

Para ello, se cuenta con un equipo de psicólogos, orientadores y personal capacitado para atender de manera inmediata a cualquier menor, promoviendo con ello, la cultura de la denuncia en caso de cualquier delito, a fin de otorgar espacios religiosos amables y seguros para este sector y sus familias.

Durante la reunión de trabajo, se acordaron acciones colaborativas para difundir y promover los derechos de niñas, niños y adolescentes, al amparo de las leyes de protección.

Deja un comentario