Arranca alcoholímetro en Jiutepec

Con la finalidad de prevenir posibles accidentes automovilísticos que pudieran ocurrir a causa del consumo excesivo de alcohol por parte de quienes circulan en las distintas vialidades del municipio, desde este sábado se puso en marcha en Jiutepec el denominado «Operativo Alcoholímetro».

Héctor Pérez Mirós, secretario de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad, dio a conocer que por indicaciones de Rafael Reyes se instrumentó esta estrategia preventiva que tiene como propósitos salvar vidas e inhibir posibles eventos de tránsito originados por personas que no estén en óptimas condiciones para manejar.

En el primer día del programa «Operativo Alcoholímetro», Pedro Salas Damián, titular del área de Salud municipal, explicó que a los conductores se les clasifica en tres estados, de acuerdo con la medición: miligramos de alcohol por litro de sangre, y estas son: conductor con aliento alcohólico, conductor ebrio incompleto y conductor en estado de ebriedad.

Los conductores con aliento alcohólico son aquellos que presentan de 0.08 a 0.19 miligramos de alcohol por cada litro de sangre; los conductores cuya clasificación corresponde a ebrio incompleto presentan de 0.20 a 0.39 miligramos de alcohol por cada por litro de sangre y aquellos que son catalogados como conductor en estado de ebriedad son quienes presentan 0.40 miligramos o más de alcohol por cada litro de sangre.

Durante la jornada sabatina participaron 43 servidores públicos de los tres niveles de gobierno: Federal, Estatal y Municipal, dando como resultado el ingreso de 15 vehículos al corralón por, estar el conductor en estado de ebriedad, o bien por no contar con licencia y/o tarjeta de circulación vigente.

De acuerdo con el titular de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad de Jiutepec, los operativos se llevarán a cabo de forma aleatoria en avenidas y vialidades del municipio; Pérez Mirós invitó a los conductores a participar colaborativamente con las autoridades y tomar conciencia sobre los riesgos que implica para su integridad física, así como la de terceros, conducir bajo los efectos del alcohol.

Deja un comentario