Salvan médicos y enfermeras del IMSS, pierna de paciente luego de accidente en motocicleta

Néstor Leonel Zavaleta Domínguez, tuvo un accidente de motocicleta el 26 de agosto de 2018, en el municipio de Zacatepec, que le provocó lesiones en gran parte del cuerpo, principalmente en su pierna derecha, con el riesgo de ser amputada, sin embargo, con el apoyo de un equipo multidisciplinario de médicos y enfermeras especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) logró salvar su extremidad. 

“En esa tarde conducía mi motocicleta, cuando una camioneta me impactó  y salí disparado por el golpe, perdiendo el conocimiento”,  compartió el derechohabiente.   Ante esto, Néstor, de 28 años de edad, originario del municipio de Jojutla,  fue canalizado al Hospital General de Zona No. 5 de Zacatepec, para recibir atención médica de urgencia, pero  ante la gravedad de las lesiones fue trasladado al Hospital General Regional con Medicina Familiar  (HGR c/MF) No. 1 de Cuernavaca para salvar su pierna.

El cirujano plástico reconstructivo adscrito al Hospital General Regional con Medicina Familiar (HGR c/MF)  No. 1 en Cuernavaca,  Mauricio Pineda Barrera, explicó que el  diagnóstico para Néstor fue fractura de fémur con  tejido necrótico, por lo cual se instrumentó la técnica de apocito de epifast, para reconstruir la parte afectada de su pierna y la “respuesta fue extraordinaria”.

Detalló que el derechohabiente salió de peligro luego de presentar una avulsión –desgarro –  traumática del complejo cutáneo y tejido subcutáneo, y el siguiente paso es la rehabilitación para poder alcanzar los niveles más adecuados de funcionalidad de la extremidad con el apoyo del área de traumatología. 

“Sin llegar al aspecto reconstructivo quirúrgico el paciente ha presentado resultados positivos y el pronóstico es que en breve recuperará la movilidad de su pierna”, destacó el cirujano plástico.

Por su parte, la enfermera Araceli Jiménez Quinto, adscrita a la Clínica de Heridas en el HGR No. 1, compartió  que al derechohabiente se le aplicaron distintos procedimientos, para prevenir infecciones en la pierna, mediante profilaxis antimicrobiana, esto para retirar el tejido afectado y así favorecer la granulación y llegar a la epitelización, con el uso de apósitos de plata.

El derechohabiente indicó  que a poco más de seis meses del accidente que le provocó pérdida de gran parte de piel de su pierna, ya puede caminar, gracias a la atención que ha recibido en el área de cirugía general y a la Clínica de Heridas en el Seguro Social.

Por el momento, Leonel Zavaleta, tiene confianza que con este avance tan importante que ha logrado en la Clínica de Heridas en el IMSS Morelos, podrá ser intervenido de la rodilla y pronto podrá regresar a su empleo.

Deja un comentario