Acusan a juez por proteger a presunto delincuente

Magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), dieron a conocer que la juez de control de primera instancia de juicios orales, Gabriela Acosta Ortega ha sido catalogada como la reyna de la impunidad, al dejar en libertad por falta de pruebas a Crispín Gaspar Cortés, presunto líder de un cartel.

De acuerdo con información del Poder Judicial se menciona que durante los meses de octubre a diciembre del 2018; tan solo en el primer distrito se decretaron 37 libertades en audiencia inicial; en el segundo distrito 9.

Según con información de un portal informativo se menciona que en dos ocasiones atendió el caso de Crispín Gaspar y fue exonerado por la impartidora de justicia, ya que en su momento el presunto líder de un cartel es acusado por el delito de extorsión, secuestro y delincuencia organizada.

Cabe recordar que Crispín Gaspar fue detenido por la Comisión Estatal de Seguridad en diciembre del 2017, en los límites entre Cuernavaca y Temixco, en la colonia Lázaro Cárdenas de esta capital, Gaspar Cortés, fue acusado por el gobierno de Graco Ramírez de ser líder de una célula criminal, revira: “No soy delincuente, quiero que me demuestren que soy un criminal o que me expliquen por qué me achacan cosas”.

En un domicilio de esta localidad, el hombre de unos 60 años, sencillo, asegura que él se dedica a la compraventa de autos usados y de terrenos. Sonríe cuando se le dice que lo acusan de ser parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG): “Imagínese, no anduviera así, ni anduviera aquí”, señala.

Crispín es fundador de la Lázaro Cárdenas, colonia ubicada en los límites de dos municipios, y que durante mucho tiempo estuvo en disputa entre las dos comunas. Ambas administraciones, Temixco y Cuernavaca, cobraban impuestos a sus habitantes, pero ninguna de las dos asumía la responsabilidad de los servicios.

Deja un comentario