Un mal manejo de aguas negras pudiera ser la causa de la muerte de bebés en el Hospital José G. Parres

Más que una negligencia médica, la muerte de 13 recién nacidos patológicos, en el Hospital General José G. Parres es resultado de una infección de tipo nosocomial, derivada de las inundaciones que se registraron hace tres semanas en el hospital general, consideró el secretario general de la sección seis del Sindicato Independiente Nacional de los Trabajadores de la Salud (SINTS) Agustín Benítez Toledo.

Benítez Toledo dio a conocer que la organización sindical pondrá a disposición de los médicos y enfermeras involucrados en la demanda por las muertes de los menores, los servicios del área jurídica para protegerlos; dado que ellos no son los responsables de los hechos.

El sindicalista propuso, finalmente, que ante la situación de crisis que se vive en el Hospital José G. Parres, en un acto de conciencia médica, se trasladen a los menores a las instalaciones del Hospital del Niño Morelense.

Deja un comentario