Desempleados se van a la informalidad según INEGI

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), al tercer trimestre de 2017 la cifra de ocupados como preparadores de comida rápida es casi de 1.6 millones en el país.

La edad promedio de estos ocupados es de 41.9 años; 57% son mujeres y 43% hombres.

En promedio, laboran 39.1 horas a la semana y ganan 32 pesos por hora trabajada.

Los preparadores de comida rápida son trabajadores que se encargan de múltiples actividades para poder cumplir con eficiencia sus labores, las cuales comienzan con la adquisición de los alimentos que posteriormente transforman en venta de comidas rápidas. Para su preparación cortan, pelan, lavan y organizan todos los ingredientes, ya sea de forma anticipada o en el lugar donde tienen su establecimiento; también se encargan del cobro del importe de las ventas.

Los platillos principales consisten en: antojitos, tacos, tortas, pizzas, hamburguesas, hotdogs, pollos rostizados, jugos, café, fruta picada, elotes, licuados, etcétera.

Para englobar todas sus actividades, es importante señalar otros productos que venden y no requieren mayor preparación, solo exhibirlos al cliente, entre ellos: dulces, chicles, refrescos, o frituras como cacahuates, papas fritas, etcétera.

Las condiciones laborales, así como la falta de tiempo, hacen que la comida rápida o fastfood sea elegida por muchas personas para comer a bajo costo. Los canales de venta suelen ser vendedores ambulantes, locales de “comprar y llevar”, locales ubicados en lugares de ocio y restaurantes de servicio rápido. Se reconoce como un estilo de alimentación donde el alimento se prepara y sirve para consumir rápidamente en establecimientos generalmente callejeros o a pie de calle.

En nuestro país, de acuerdo con la ENOE, al tercer trimestre de 2017 la población con esta ocupación es cercana a 1.6 millones de personas, de las cuales 57% son mujeres y 43% hombres. Además, 53% de estos ocupados preparan comida rápida en establecimientos y 47% la elaboran y venden de manera ambulante.

De cada mil ocupados en la República Mexicana, 30 son preparadores de comida rápida.
De acuerdo con el lugar de residencia de estos ocupados, ocho entidades federativas (Estado de México, Jalisco, Veracruz de Ignacio de la Llave, Ciudad de México, Guanajuato, Michoacán de Ocampo, Puebla y Guerrero), concentran poco más de la mitad de ellos en el país (54.4 por ciento).

La edad promedio de estos ocupados es de 41.9años. Su estructura por grupos de edad muestra que son ocupaciones desarrolladas principalmente por personas de 30 a 49 años, pues 46 de cada 100 están en ese rango. No obstante, en esta ocupación se observa una presencia importante de jóvenes con edades de 15 a 29 años (24.3%), que encuentran en esta ocupación su fuente de ingresos. De manera similar ocurre con las personas de 50 y más años que representan el 29.2% del total de los preparadores de comida rápida en el país.

 

Deja un comentario