Alistan apertura de nuevas Empresas de la Mujer

El grupo “La Esperanza”, integrado por tres mujeres originarias del municipio de Tlaltizapán, iniciarán la instalación de un taller de artesanías elaboradas a base de ixtle (fibra de maguey), luego de haber recibido el apoyo económico del programa Empresas de la Mujer Morelense.

Briseida Ramírez, presidenta del grupo, indicó que con el recurso otorgado van adquirir materia prima y moldes de madera que son utilizados para la elaboración de canastas, tortilleros y servilleteros, los cuales buscan comercializar en mercados de la Ciudad de México.

Este grupo es uno de los 757 proyectos nuevos que en 2017 fueron seleccionados por el programa para Jefas de Familia, el cual ha beneficiado a casi 17 mil mujeres en cinco años, superando en un 107 por ciento la meta trazada al inicio de la actual administración.

Con la emoción que caracteriza a quienes van a iniciar un nuevo reto en la vida, Briseida y sus dos compañeras de grupo, Angélica y Jazmín, confesaron que hubiera sido muy difícil iniciar este proyecto si no fuera por el programa Empresas de la Mujer Morelense.

“Hubo un momento en el que llegamos a dudar que se nos apoyaría, porque nunca habíamos participado en ningún programa de este tipo, pero ya vimos que si es una realidad”, dijo la representante del grupo de Jefas de Familia.

Briseida, madre de cuatro hijos, de los cuales dos todavía dependen económicamente de ella, precisó que desde hace unos diez años ha trabajado en la elaboración de productos de ixtle en diferentes talleres de la región y tenía el anhelo de tener un taller propio.

“Ahora nuestro reto es que el negocio prospere y crezca para sacar adelante a nuestros hijos, que son lo más importante para nosotras”, indicó Briseida, tras recibir en las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) el recurso asignado para la iniciativa de autoempleo.

Por su parte, la titular de esta dependencia, Blanca Almazo, informó que estos grupos recibieron el 70 por ciento del recurso asignado para la compra de maquinaria e insumos que requieren para poner en marcha su negocio y en cuanto esto suceda, se les otorgará el 30 por ciento restante.

Recordó que además del apoyo económico, los grupos seleccionados también recibieron capacitación del Instituto de Capacitación para el Trabajo (Icatmor), a través de un “Simulador de Negocios”, para un mejor aprovechamiento y distribución de los recursos otorgados.

Almazo precisó que con las más de 3 mil mujeres involucradas en los proyectos nuevos este año, el programa ha logrado incluir a casi 17 mil jefas de familia en un lustro, rebasando la meta de 15 mil.

Agregó que además de los nuevos proyectos, 106 negocios exitosos del mismo programa entre 2013 y 2015 recibieron un segundo impulso para fortalecer su empresa, que en muchos de los casos ya dan empleo no solo a otras mujeres, sino a hombres también.

Del total de los proyectos aprobados en 2017 por el programa de apoyo para Jefas de Familia, el 32 por ciento son del rubro de transformación, como elaboración de artesanías, dulces regionales, huaracherías, panaderías y pastelerías, talleres de costura, entre otros.

Otro 39 por ciento de los proyectos que iniciarán en breve su operación son los catalogados como de servicios, que incluyen cocinas economías y los relacionados con la venta de alimentos, estéticas, lavanderías y renta de inmobiliario para eventos.

La venta de calzado y ropa, abarrotes, verdulerías y fruterías, papelerías, considerados en el rubro comercio representan el 20 por ciento de los 757 aprobados; el otro 9 por ciento restante son de actividades agrícolas y ganaderas.

El programa Empresas de la Mujer Morelense busca mejorar las condiciones de vida de jefas de familia mediante el fomento de actividades productivas y el autoempleo, a través del otorgamiento de capital semilla.

Deja un comentario