Deben sociedad y Gobierno mejorar la resilencia ante fenómenos naturales

Mejorar los reglamentos de construcción, invertir en la rehabilitación estructural de edificios, reforzar la cultura de protección civil; así como mantenerse informados de fuentes confiables son algunos de los factores necesarios para mejorar la resilencia ante los fenómenos naturales, de manera principal, los sismos.

Así lo señalaron los participantes del panel “Resilencia e Infraestructura. Preparando Nuestras Ciudades para el Futuro”, que se realizó en marco del primer día de actividades de Alternativas Verdes 2017.

El panel inició con la definición de resilencia que proviene de un concepto de psicología y se trata de la adaptación a las situaciones que pueden vulnerar un estado de bienestar, también se define como la capacidad de organización de una sociedad para prevenir, actuar y resarcirse ante un agente perturbador como un sismo.

Ante esto y tras los eventos del mes de septiembre Xyoli Pérez Campos, jefa del Servicio Sismológico Nacional e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmó que los movimientos telúricos son una constante en el país y que por tanto, se necesita estar preparados ante los riesgos que implican estos fenómenos.

Se tienen registrados más de 209 sismos con magnitud superior a los cuatro grados, la mayoría de ellos con epicentro en las costas de Guerrero, informó.

De hecho, sostuvo que se han tenido sismos de siete grados que han causado más pérdidas, tanto materiales como humanas, que los de ocho.

Ante la prevalencia de los temblores, Diego Arjona Argüelles, director general del Instituto de Electricidad y Energías Limpias, dijo que los fenómenos no pueden “agarrarnos igual” sino que debemos de estar mejor preparados.

En este punto reconoció la iniciativa del gobernador Graco Ramírez para reconstruir un “mejor Jojutla”.

“Tenemos que construir nuestra ciudad para cualquier tipo de riesgo, pero además mejorar nuestra cultura de la protección civil, de cuidarnos a cada uno”, expresó.

Lijun Den, profesor asistente de la Universidad de Alberta en Edmonton Canadá, señaló que es necesario reforzar los reglamentos de construcción, así como realizar una inversión fuerte en el reforzamiento de las estructuras, para evitar que las casas colapsen como sucedió en Jojutla con el sismo del pasado 19 de septiembre.

Destacó que en este tema es necesario la participación tanto del Gobierno como de la propia población para evitar la construcción sin las revisiones técnicas correspondientes.

Leith Deacon, profesor asistente del Departamento de la Tierra y Ciencias de la Atmosfera Alberta en Edmonton, subrayó que la resilencia debe incluir la planeación urbana y por tanto debe tomar en cuenta factores como el social, el económico, el medio ambiente e incluso el diseño de políticas públicas por parte del Gobierno.

Los participantes invitaron a la ciudadanía a mejorar su forma de organización, pero además a impulsar cambios que disminuyan los factores de riesgo ante los fenómenos catastróficos.

Deja un comentario