Ayuntamiento de Cuernavaca se niega a parar obras de una gasolinera 

La administración de Cuernavaca, encabezada por Cuauhtémoc Blanco Bravo, se ha negado en detener la construcción de una gasolinera y un complejo comercial ubicado en Rancho Cortés, argumentando que cuenta con todos los permisos y licencias para su funcionamiento y construcción, sin que hasta el momento se los hayan dado a conocer a los vecinos de este lugar.

Martha Alicia Argüello Morales, vecina de Rancho Cortés, expresó su inconformidad contra el ayuntamiento capitalino, al señalar que no les importa la seguridad de los habitantes de Cuernavaca, ya que desde el pasado 23 de septiembre solicitaron la clausura inmediata de esta obra que se encuentra entre las calles Francisco Villa y Ajusco de esta colonia para evitar riesgos a la población.
Sin embargo su solicitud, dijo, ha sido ignorada al igual que la que han hecho diferentes grupos de vecinos de Buena Vista y Rancho Cortés. Agregó que solo en una ocasión el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Cuernavaca, Eduardo Molina Avilés, recibió que algunos vecinos que los convenció de que existen los permisos, pero en ningún momento se los mostraron.
Ante el caso omiso, Martha Alicia Argüello acompañada de más vecinos exigieron a los integrantes del cabildo de Cuernavaca y al alcalde la clausura de la gasolinera, «no queremos más riesgos a la salud, trafico vial, ni daño ambiental. Apelamos a la promesa que usted nos hizo del combate a la corrupción y atención a la ciudadanía; está obra es un ejemplo claro de que la corrupción existe», sentenció.

Deja un comentario