Ofrenda para “muertitos nuevos” por el sismo en Jojutla

La voz que ora a lo alto al caer la tarde, suplica: “Te pido que reces hermano” y el aire se carga de recuerdos de aquellos que murieron en este año; al canto intenso, responden los perros a lo lejos, como si supieran el dolor que para muchos de los aquí reunidos, esa frase lleva.  Es la calle 10 de abril, en la colonia Emiliano Zapata de Jojutla, uno de los lugares más afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Según cuenta Damián Wences Velázquez, vecino del lugar, siguiendo sus tradiciones, los parientes y amigos, construyeron esta tradicional ofrenda en medio de lo que antes era su colonia y ahora es un llano, para quienes murieron en el sismo del pasado 19 de septiembre.

La zona, está bien delimitada por dos grandes tapetes hechos con aserrín,  que llevan signos religiosos  y mensajes hechos con aserrín pintado, a la usanza de la región: Uno que representa a la capilla de la colonia que cayó con el sismo y una más, para agradecer las muestras de apoyo que llegaron desde todas partes del mundo.

Deja un comentario