Denuncia Gobierno de Jiutepec falta de apoyo de SEDATU para iniciar censo del FONDEN 

El Gobierno de Jiutepec, denunció la falta de apoyo por parte del Gobierno Federal a través de la  Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) para poner en marcha en la municipalidad, el censo que permitirá a más de 500 familias afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre, a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), para la recuperación de sus viviendas.

El edil de Jiutepec, José Manuel Agüero Tovar, alertó que por la falta de apoyo del Gobierno Federal, la gran mayoría de las familias afectadas por el sismo, quedarían fuera del registro correspondiente: “De aquí al martes, no podremos terminar el censo”, lamento.

Desde el Centro  Municipal de Emergencias y acompañado por los enlaces estatales Sergio Beltrán Toto y del INFONAVIT, Raymundo Barrios; el edil calificó como “una burla” el que la dependencia federal que en Morelos encabeza Rodrigo Peña, les haya enviado sólo un aparato censor –de los cinco que se requieren–  y 25 códigos de barra para dar inicio al proceso de censado en aquella localidad, donde se declararon más de 500 viviendas como inhabitables.

Además de que hasta la fecha, ningún funcionario de la SEDATU, ha estado presente para coordinar las acciones.

“No quiero pensar que es un tema de colores, porque con esto, no le ayudan al ayuntamiento, sino a los ciudadanos. Es una burla. Un solo aparato y 25 códigos de barra… sean responsables, mándenos más apoyo. Necesitamos apoyo, no para el ayuntamiento sino para estás más de 25 familias afectadas que están esperanzadas en el apoyo al FONDEN”.

“Nos mandaron un solo aparato y en Morelos, dejaron más de 100. Estos dispositivos tiene la capacidad de censar 25 viviendas por día… y códigos de barra muy contaditos.  Comenzamos el censo con un día de retraso y el censo será hoy, tan sólo en uno, de los cuatro edificios del Pochotal y de aquí al martes, no podremos terminar el censo en Jiutepec…  No queremos pensar que necesitamos tener edificios derruidos, para que nos ayuden… tenemos casas, departamentos inhabitables. Nos hace falta ayuda del Gobierno Federal”, señalo.

En Jiutepec, los registros preliminares dan cuenta de 560 viviendas –entre edificios de interés social y casas– que si bien es cierto no se cayeron, son inhabitables, lo que implica que unas dos mil personas que no tienen donde vivir.  La mayoría de los afectados están concentrados en nueve unidades habitacionales del municipio. 

Deja un comentario